Descubre las partes de un audifono

Las primeras señales de pérdida auditiva pueden pasar inadvertidas  hasta que la comunicación con otras personas se vuelve problemática. De ahí la importancia de realizarse periódicamente pruebas de audición en un centro auditivo de confianza, la única forma de detectar a tiempo cualquier anomalía. Después de realizar la audiometría, es posible que el audioprotesista, dependiendo  del grado de sordera, valore la necesidad de utilizar un audífono. En la actualidad, los audífonos son mucho más modernos y tienen poco que ver con los del pasado.

Los audífonos modernos son mucho más discretos, cómodos, estéticos y potentes. Hay muchos tipos de audífonos a escoger, tantos como diferentes pueden ser los niveles de  pérdida auditiva. Unos son tecnológicamente muy avanzados, como los audífonos invisibles o los audífonos recargables. Otros son más sencillos y económicos, pero en todos los casos, el uso de audífonos supone muchas ventajas para la persona con pérdida auditiva que empieza a utilizarlos. 

Audiotek, centro auditivo de Barcelona con varios gabinetes distribuidos por la provincia, nos explican al detalle las partes de un audífono y las ventajas de su uso. 

El interior del audífono explicado por un centro auditivo

El funcionamiento de estos pequeños dispositivos es sorprendente, más aún en la actualidad. Como decíamos al comienzo de este artículo, en estos últimos años, los audífonos han evolucionado mucho tecnológicamente, y los dispositivos de última generación son capaces de devolver a quien los  usa la sensación de oír claramente todo lo que le rodea. Veamos las partes que componen un audífono:

  • Micrófono:  es la parte del audífono que recibe los sonidos,  transformando las ondas sonoras en impulsos eléctricos. Este proceso es la base del funcionamiento del audífono: procesar el sonido para amplificarlo, o bien separarlo de otros ruidos para diferenciarlo.
  • Procesador digital o amplificador: es el dispositivo que transforma las señales eléctricas recogidas por el micrófono en señales digitales.  Aplica a la señal digital las modificaciones adecuadas según el grado de pérdida auditiva del paciente, así como a las necesidades propias de su estilo de vida. Mejora el sonido original ampliando las frecuencias, reduciendo el viento, el ruido, etc.
  • Receptor: convierte las señales eléctricas que han salido del procesador digital en señales acústicas para que el cerebro pueda recibirlas.
  • Control de volumen: en los modelos de audifonos más modernos, el ajuste de volumen se produce automáticamente a medida que el usuario se desplaza de un ambiente a otro. En los modelos de audifonos  más sencillos se  ajusta con un control de volumen a través de un dial o interruptor.
  • Pilas del audífono:  las pilas suministran la energía suficiente para activar los componentes electrónicos del audífono. Dependiendo de la complejidad de las funciones del audifono, la vida media de la pila puede llegar a durar entre tres días y dos semanas. 

Como alternativa a los audífonos con pilas, hace años que en el mercado aparecieron los audífonos con baterías recargables. La carga de sus baterías puede durar hasta 24 horas y se recargan en apenas 3 horas, igual que hacemos con un teléfono móvil. Los audífonos recargables suponen un gran avance por sus ventajas, y se prevee que el el futuro sustituirán por completo a los audífonos con pilas. 

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.