Juguetes antiguos: Historia del juguete

Los juguetes antiguos fascinan especialmente a los adultos, pero desde siempre han estado estrechamente unidos a niñas y niños. En todas las épocas de la historia, los juguetes han  desempeñado un papel muy importante en la infancia, fomentando el juego,  el entretenimiento y  el aprendizaje. son muy importantes en el día a día de los niños, desde que son pequeños, ya que les ayuda a jugar, divertir, entretener y sobretodo a aprender.

A lo largo de la historia y según las diferentes épocas hasta llegar a la actualidad, los jueguetes han evolucionado mucho, pero en algunos casos, ciertos juguetes antiguos  se usan hoy en día, más modernizados. Otros representan objetos muy preciados para los coleccionistas, como bien saben los anticuarios especializados en compra de juguetes antiguos en Barcelona.

Ejemplo de ello son Antigüedades San Francisco, con experiencia de largos años y una pasión coleccionista que les lleva a  recorrer el mundo buscando piezas especiales que reviven un tipo de infancia ya olvidada. Pero eran épocas en las que el juego era una actividad que desprendía una naturalidad que ya no existe.

La  evolución de los juguetes antiguos durante los años

Las primeras muñecas fueron fabricadas con madera,  en su mayoría  durante el siglo XVI. Este material  fue sustituido por la cera en siglos posteriores, aunque podemos encontrar muñecas de madera de fechas posteriores a sus inicios.

Ell tren de juguete surgió en el siglo XIX durante la Revolución Industrial, y los primeros fabricantes los hacían de madera y  hojalata, creando trenes de juguete muy realistas. Los coleccionistas aprecian especialmente los trenes de juguete antiguos de hojalata. Con los avances del siglo XX llegaron los trenes eléctricos, y a mediados de los años 20 eran los  juguetes favoritos de los niños.  Años después y con la aparición del plástico,  y los viejos trenes de juguete antiguos se empezaron a modernizar.

Los juegos más populares del pasado

Durante los años 50, los juguetes más populares fueron el yoyó, la peonza y el lanzamiento de la muñeca Mariquita Pérez en la evolución de las muñecas. En la década de los 60, además de seguir en vigor los juguetes comentados, lanzaron con mucho éxito el juego de la Oca, el parchís y los recortables.

Con la llegada de los años 70, los “Juegos reunidos” para que jugasen todos los miembros de la familia y el proyector de cine 8mm Cinexin, causaban sensación. Diez años después, un juguete llamado Telesketch, que era una pizarra portátil en la que dibujar a través de unas ruedas y borrar moviendo la pantalla, tuvo un gran éxito. Poco después arrasó un juego para aprender a realizar los primeros trucos de magia más básicos: se llamaba Magia Borrás.

El año 2000 marcó el comienzo de los  juguetes más modernos y tecnológicamente avanzados, como Yano cuentacuentos, la Pokédex y Poo-chi. Desde entonces hasta ahora, los juguetes no han dejado de evolucionar,  y algunos son interactivos: nada  que ver con los juguetes antiguos llenos de un encanto especial. Aún así, hay niños y niñas que también caen rendidos ante el hechizo de los juguetes antiguos.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.