Maurice Lacroix, relojes suizos de lujo

Los relojes Maurice Lacroix, fruto del espíritu innovador y  perfeccionistas de sus relojeros, se han ganado una posición de prestigio. La marca suiza se ha comprometido durante más de 40 años a mantener la tradición y alto nivel de artesanía relojera,  fabricado sus relojes en sus modernos talleres de Saignelégier.

Estos relojes Maurice Lacroix reúnen todos los requisitos necesarios que deben tener los relojes de la mayor calidad:  destreza artesanal y relojera, dominio industrial, capacidad tecnológica y un alto sentido de la calidad.

Si te interesan los relojes de esta prestigiosa marca, en la relojería de de Barcelona Laguarda Joyeros son distribuidores oficiales de los relojes Maurice Lacroix, y además de en su tienda física se pueden adquirir en su tienda online desde cualquier punto de España.

La colección Masterpiece de los relojes Maurice Lacroix

La colección Masterpiece incorpora una línea de relojes mecánicos altamente avanzados. Con un diseño sofisticado y detalladamente elaborado da lugar a la obra maestra retrógrada Tourbillón, Maurice Lacroix ha logrado marcar un antes y un después en el mundo de la relojería con el conjunto Masterpiece. 

La colección de relojes Masterpiece ha sido creada para satisfacer las necesidades de los diferentes clientes, con distintos diseños y movimientos, podemos encontrar desde cronógrafos mecánicos hasta modelos elegantes con estilo

Los Aikon de Maurice Lacroix

Los relojes Maurice Lacroix Aikon se encuentran disponible tanto en hombre como para mujer. Ambos tipos disponen de una calidad única, ya que los ángulos de la caja, el bisel y el brazalete de cada uno de los relojes son firmes y adecuados para quienes les guste lucir relojes de moda. Aikon dispone de un cristal de zafiro limpio y plano.

La colección Pontos

La colección de relojes Pontos de Maurice Lacroix combina la destreza técnica y el diseño moderno. Los relojes de esta colección evolucionan el mundo de la relojería suiza con una estética basada en un modernismo refinado. La fuerte personalidad de estos relojes queda evidenciada a simple vista.

Con estas características el reloj Maurice Lacroix Pontos se perfila como un reloj revolucionario, fiable y atemporal. Maurice Lacroix Pontos fue actualizada en 2004 en Basilea, añadiendo a la colección los esperados relojes Maurice Lacroix Pontos Reserva de Marcha y el Pontos Chronographe.

Los Fiaba

La colección de relojes Fiaba de Maurice Lacroix está destinada exclusivamente a las mujeres. Son relojes rectangulares, con una anatomía suave y distinguida, clásica y contemporánea al mismo tiempo. Se adaptan a la muñeca como una segunda piel, abrazando a la perfección su curvatura de esta.

Hay relojes de la colección Fiaba con tres distintas esferas: negro, plateado y nacarado. La pulsera de metal se trata de una pieza totalmente pulida, pero también se encuentra disponible con correa de piel de cocodrilo con un sutil acabado brillante, blanco, negro o marrón.

Los Eliros de Maurice Lacroix

La colección de relojes Eliros de Maurice Lacroix  tiene un diseño clásico y elegante. Esta colección está destinada a aquellos hombres y mujeres que buscan un reloj suizo a nivel de precio básico y con una gama de lujo.

Los  relojes de la colección Eliros están accionados por movimientos de cuarzo suizo de alta calidad. Están equipados con características típicas de la marca suiza, como el cristal de zafiro con revestimiento antirreflectante y la caja de acero inoxidable resistente al agua de hasta 50 metros de profundidad.

Todas las colecciones comentadas de relojes Maurice Lacroix pueden encontrarse en la relojería online de Barcelona Laguarda Joyeros.

This post is also available in: English

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.