Pañuelos oncológicos/ gorras con protección solar

Llega el verano, época en la que protegerse del sol es importante. Es precisamente ahora cuando los pañuelos oncológicos o las gorras con protección solar, además de su función como alternativa a la peluca o combinados con ella,  resultan especialmente útiles. En la época estival también cobran protagonismo los turbantes para hacer deporte o los gorros para bañarse.

Algunos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia o radioterapia,  pueden causar pérdida total o parcial de cabello o la totalidad del cabello. Por este motivo muchas personas eligen pañuelos oncológicos, sombreros o peluca durante un período de tiempo,  para que el cambio no sea tan brusco. 

El cabello volverá a crecer, aunque es posible que su textura y color no sean los mismos que antes del tratamiento. Normalmente lo hace seis meses aproximadamente después de que finalice la quimioterapia, pudiendo crecer más rizado o más lacio que antes, con un grosor o color diferente. De todos modos, con el paso del tiempo el cabello vuelve a recuperar el mismo aspecto que antes del tratamiento. 

Pañuelos oncológicos con o sin peluca

La experiencia de perder el cabello no es agradable,  pero una vez se acepta el hecho, hay que buscar soluciones para que el cambio físico no resulta tan brusco. Entonces llega el momento de plantearse el uso de peluca, pañuelos oncológicos o ambas cosas combinadas. La peluca también puede combinarse con turbante o con gorras de mujer, de hombre o infantiles. Hay personas que compran varias pelucas o pañuelos e incluso se atreven a probar peinados diferentes según su estado de ánimo. Y en realidad, atreverse probar nuevos estilo y colores puede ser positivo para la persona, ya que verse bien ayuda a sentirse mejor. Ésto no solamente es positivo principalmente para la persona en tratamiento, sino para sus seres queridos. 

Con el calor muchas personas optan por llevar solamente el pañuelo o turbante, que suelen ser de fibras naturales transpirables. La elección de los colores de los pañuelos oncológicos es fácil: en Animare hay un variado catálogo de modelos actuales, para todos los gustos. 

La importancia del cuidar la  apariencia física

Cuidar la apariencia ayuda a sentirse mejor con uno mismo, especialmente durante una enfermedad, que es cuando muchas personas no se ven bien con su aspecto. Además de su mantener los hábitos de higiene diaria, durante la enfermedad conviene incluso dedicar más tiempo y energía al aspecto personal. Lucir bien favorece la autoconfianza y el control de la situación para superarla con más fortaleza. 

Por eso conviene acicalarse como siempre, maquillarse, afeitarse, usar peluca, gorros, turbantes, pañuelos… También darse caprichos como hacerse la manicura o alguna cosas que ayude a sentirse bien. Los detalles o artículos de tocador, cremas, perfumes y otros productos para mejorar la apariencia personal, pueden ser un estímulo para la persona enferma. Y hacer ejercicio todos los días, de forma que la persona se sienta cómoda, así como descansar lo suficiente, también será una ayuda.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.