Termoventiladores, una económica opción de calefaccion

Contrariamente a lo que se piensa, los ventiladores pueden usarse todo el año, solo que en invierno se llaman termoventiladores. Estos electrodomésticos presentes en el mercado están cada vez más valorados para ofrecer calefacción eléctrica en los hogares. Sus ventajas son muchas, siendo las principales lo económico de su precio, y que no requieren instalación. Su mecanismo es sencillo, ya que constituyen un sistema de calefacción con resistencias que para funcionar solamente necesitan conectarse a la corriente eléctrica. 

Comparados con otros sistemas de calefacción como los calefactores de gas, los termoventiladores son mucho más seguros. Otra de sus ventajas es lo limpios y ecológicos que resultan, ya que solamente usan el aire de la estancia para calentarla. Su funcionamiento no entraña misterios, y basta con que la resistencia del termoventilador se encienda para que se caliente el aire que penetra en el aparato. Una vez alcanza temperatura este aire, el mecanismo del ventilador lo disipa, calentado de forma instantánea.

Pero siguiendo con las ventajas de los termoventiladores, una de ellas es su tamaño y peso normalmente reducidos y el poco espacio que ocupa. Esto significa que pueden ubicarse con facilidad en el rincón más idóneo del hogar, y  además puede guardarse  sin dificultad el resto del año. Y por supuesto, suponen una forma muy rápida de conseguir aire caliente: solamente hay que activarlo, y listo.

 ¿En qué hogares están indicados los termoventiladores?

Teniendo en cuenta lo seguros que resultan, los termoventiladores están indicados para hogares con niños pequeños o mascotas. Hay muy pocas posibilidades de que produzcan quemaduras en caso de manipulación o choque, y además no emiten gases ni humos. También están indicados cuando se cuenta con un presupuesto reducido, ya que resultan muy económicos. Para caldear espacios que no sean de grandes dimensiones, son perfectos, limpios y muy rápidos.

En Bazar el Regalo, especialistas en electrodomésticos y en ofrecer algunos de los precios más bajos del mercado, nos explican algunos detalles a tener en cuenta sobre los termoventiladores. Un factor detalle que preocupa a algunas personas es el gasto energético de los termoventiladores, sobre todo en los modelos de alta potencia. Pero hay que tener en cuenta que el termoventilador no es un método que se destina para uso prolongado,  y además siempre se puede escoger entre modelos de diversas potencias. 

Termoventiladores de bajo consumo

Hay modelos de termoventiladores considerados de bajo consumo. Su potencia lógicamente es menor, pero queda compensado con el menor gasto que suponen. Aún así, no por ellos dejan de ser eficaces como método de calefacción, sobre todo para caldear estancias individuales o para momentos puntuales. 

No olvidemos en realidad, el mejor control del gasto energético pasa por dar un uso adecuado al aparato. Los termoventiladores incorporan termostatos regulables que hay que manejar con buen tino. Y como decíamos, están diseñados para caldear espacios pequeños y para momentos puntuales como calentar el dormitorio antes de acostarse, caldear el baño antes de la ducha, o subir la temperatura en el dormitorio de un bebé. A veces también se emplean como refuerzo de la calefacción, cuando solamente se necesita calentar una habitación de la casa. Aplicaciones prácticas no le faltan, por lo que teniendo en cuenta lo reducido de su precio, merece la pena tener siempre un  termoventilador en casa. 

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.