Relojes antiguos/ Las marcas con más solera

Los relojes antiguos forman parte de un arte que se remonta al siglo XV.  En aquel entonces el reloj antiguo era una delicada artesanía en miniatura que se llevaba en forma de colgante. Ha sido con le paso de los años que el estilo de los relojes fue cambiando, apareciendo las primeras marcas, algunas de las cuales todavía fabrican.  El reloj antiguo genera fascinación desde siempre, y no solamente en le mundo de las antigüedades. El reloj en  sí es un objeto emblemático, y a veces de gran valor sentimental cuando se trata de un reloj de pulsera. 

También tiene un potencial decorativo muy importante, especialmente los relojes antiguos, que pueden ser de pared, de bolsillo, de sobremesa, de pie, o de pulsera. Otro aspecto importante es la pasión que constituyen los relojes antiguos para los coleccionistas. Al atractivo de su diseño, algunos de gran belleza,  hay que sumar las décadas de historia y también su funcionalidad, ya que siguen marcando las horas.  Es sorprendente que la mayoría de los relojes antiguos sigan funcionando como cuando se construyeron. Vamos a hacer un repaso por las marcas de relojes más antiguas que existen.

Los relojes antiguos y sus marcas

Una marca considerada por lo entendidos como las más antigua del mundo es la Blancpain, fundada en 1735, por Jehan-Jacques Blancpain. Fue entonces cuando abrió el taller de la empresa en la planta superior de su casa en Villeret, Suiza. Ya desde entonces esta marca empezó a destacar por su respeto por la tradición al mismo tiempo que por la innovación. En la actualidad la marca forma parte del Grupo Swatch.

Favre-Lueba es otra empresa relojera suiza fundada en 1737 por la familia del mismo nombre, que durante generaciones estuvieron al frente del mismo.  Desde el principio su objetivo fue fabricar relojes que cruzaran fronteras, algo que consiguieron sin dificultad. La marca fue vendida por uno de sus propietarios en los años. 80,  pero volvió a resurgir con fuerza 30 años después, manteniéndose hasta hoy.  

Otra marca de solera de las más antiguas es la suiza Jaquet Droz, que empezó a fabricar relojes en 1738. Este relojero tenía una gran imaginación y le gustaban los inventos, creando autómatas de juguete y autómatas musicales además de relojes.

Hay que destacar entre los relojes antiguos la marca francesa Ferdinand Berthoud, que nació en París 1750. Su creador además  de relojero era científico  y participó en la invención del cronómetro marino. Poco más de un siglo después de que naciera la marca, ésta despareció después de la muerte prematura de uno de sus herederos.

Los relojes y los anticuarios

En Antigüedades San Francisco, anticuarios en Barcelona, se dedican también a la compra venta de relojes antiguos. Con más de 30 años de experiencia en el sector, son especialistas en tasar y valorar los relojes antiguos con conocimiento de causa, desde la seriedad y total discreción. 

Hay muchos de relojes antiguos, y en Antigüedades San Francisco tienen sus preferencias, como el reloj de pared antiguo, los relojes antiguos de sobremesa, en cualquier reloj de oro y en primeras marcas. Los relojes de cuco antiguos o un viejo reloj de bolsillo antiguo, también son de su interés y los valoran con gusto. 

No resulta fácil valorar de forma acertada un reloj antiguo, ya que los suizos y europeos no suelen llevar número de serie. Este detalle hace que determinar la verdadera edad de un reloj sea tarea de los expertos anticuarios. Solamente con años de experiencia, un buen conocimiento sobre relojes históricos y bibliografía de referencia, es posible saber los años de estos relojes y hacer una justa valoración.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.