Audífonos invisibles: ¿para quién están indicados?

La tecnología avanza a pasos de gigante, también para los audífonos, y una prueba de ello son los audífonos invisibles. Aunque no son los únicos que se caracterizan por pasar desapercibidos, ya que desde hace años los audífonos son cada vez más pequeños, cómodos y discretos. Los hay de muchos tipos, pudiendo variar en su tamaño, color, prestaciones tecnológicas y el modo de ajustarse al oído.

Años atrás los audífonos eran analógicos, pero en la actualidad se han vuelto digitales. La última generación de audífonos invisibles es más pequeña e inteligente que nunca, capaz de escuchar mejor los sonidos que nos rodean. 

Hay personas que tienen dudas sobre las diferencias que pueden haber entre los audífonos invisibles en el canal del oído, los llamados IIC, los BTE y los audífonos RIE. Este último modelo, a diferencia de los audífonos invisibles, incorpora una pequeña carcasa detrás de la oreja, pero también son muy discretos y a penas visibles. En Audiotek, centros auditivos especializados en Barcelona, nos han explicado todas las particularidades de los audífonos invisibles que conviene conocer.

Los audífonos invisibles: calidad de sonido superior y alta tecnología

Como decíamos anteriormente, los audífonos invisibles se dividen en tres tipos. Los IIC están hechos a medida del oído para adaptarse al máximo a su forma. Son los más pequeños en tamaño, y al estar alejados en su totalidad dentro del oído, son muy difíciles de detectar por quienes nos rodean. Es un modelo de audífono especialmente recomendado para personas que valoran especialmente la estética, pero hay que tener en cuenta que los audífonos invisibles IIC son adecuados para pérdida auditiva de leve a moderada

Los audífonos RIE , con auricular dentro del oído, son de pequeño tamaño, discretos, y constan de una pequeña carcasa detrás de la oreja. Un pequeño tubo transmite el sonido al receptor, que está dentro del oído. Los audífonos RIE son una buena solución para quienes busquen un audífono pequeño pero que se coloque fuera del oído.

Para casos en los que la pérdida auditiva severa o profunda, los audífonos BTE son una buena solución. También son una solución discreta y la pequeña carcasa colocada detrás del oído tiene un pequeño tubo transparente que dirige el sonido hacia el canal auditivo. Por lo tanto, los audífonos BTE no cierran el oído, proporcionan una amplificación mayor que el resto y supone una experiencia de sonido más natural. Además, ofrecen muchos tamaños y colores a escoger y son apropiados para personas de todas las edades, también los niños.

¿Y qué hacer a la hora de elegir el audífono?

Lo primero de todo, es esencial saber el tipo de pérdida auditiva de la persona, y aquí los audioprotesistas juegan un papel fundamental. Estos profesionales de la audición, como los audioprotesistas de Audiotek, serán una guía muy valiosa para orientar al usuario a la hora de elegir el audífono que mejor responda a sus necesidades. 

Otro factor importante es valorar el tipo de entorno que más frecuenta la persona que debe llevar audífonos. Si el usuario pasa mucho tiempo en lugares ruidosos, le convendrá un tipo de audífono que reduzca el sonido de fondo. Sin embargo, si la persona permanece gran parte de su tiempo en un entorno tranquilo, unos audífonos que aumentan la claridad del habla serán más indicados para ella. 

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.