Guía para reparar muñecas antiguas

Las muñecas antiguas suelen pasar de generación a generación en una misma familia

Las muñecas antiguas suelen pasar de generación a generación en una misma familia, porque es fácil que nos leguen alguna. Las muñecas antiguas son también una de las piezas favoritas para los amantes de las antigüedades, o para coleccionistas. Esto significa que vender muñecas antiguas es una buena opción si no queremos conservar la que nos han legado.

Pero llegado el momento de vender muñecas de porcelana antiguas, es importante no hacer nada con ellas, salvo algunas excepciones. Una de ellas puede ser, en el caso de que el propietario anterior las haya desfigurado, por ejemplo con ropa no original. En ese caso podemos buscar ropas originales, que sean también antigüedades. Con las pelucas puede suceder lo mismo si el propietario anterior la sustituyó por una inadecuada. Otro tanto ocurre con coloraciones que hayan afeado a la muñeca, y que pueden eliminarse limpiándola, pero siguiendo unas pautas.

Vamos a ver algunos pasos básico a seguir para poder reparar adecuadamente muñecas antiguas, y poder venderlas.

Cuando el deterioro de la muñeca antigua es severo, lo mejor es dejarla en manos de un restaurador profesional

Las reglas de limpieza de una muñeca antigua

Cuando se trata de muñecas antiguas españolas, la cabeza suele ser de porcelana, y para lavarla emplearemos un paño grueso suave humedecido. Antes de usarlo habrá que escurrirlo a conciencia, habiéndolo enjabonado antes, y procurando que no entre agua ni jabón en los ojos. Si la superficie de la cabeza está muy sucia, podremos emplear un cepillo de dientes, o incluso usar disolvente en casos muy extremos. Las substancias abrasivas están prohibidas en esta caso. Si la cabeza es de papel maché o pasta, no se mojará en ningún caso. Podremos probar, con mucho cuidado, a limpiarla con leche limpiadora facial femenina, agua micelar, o un quitaesmalte sin acetona.

Para limpiar los ojos utilizaremos trementina, que puede encontrarse en una tienda especializada para artistas. Se puede aplicar con un palillo o un hisopo de algodón. 

Si es la peluca lo que está en mal estado, es preferible que la restaure un restaurador profesional. Si se trata únicamente de eliminar el exceso de polvo, podemos colocar en la cabeza de la muñeca una media floja, y emplear el aspirador. Para ello habrá que fijar bien la media al cuello de la muñeca antes de proceder a aspirar el cabello.

Cuando se trata de la ropa, si es muy antigua y valiosa, es recomendable dejarle la tarea a un restaurador profesional. Es importante no planchar la ropa si está sucia, ya que con ello incrustaremos todavía más la suciedad. Si optamos por lavar nosotros la ropa, deberá ser a mano, sin frotar ni retorcer, solamente remojar y enjuagar con jabón neutro.

Para limpiar los ojos de las muñecas antiguas, utilizaremos trementina

Repara la muñeca antigua

Hay que tener claro que una muñeca antigua tiene su encanto, y no debe verse como si fuese nueva. Si su defecto es consecuencia del desgaste natural de los años o no afecta su estética visual, no hace falta eliminarlo. En caso de que falte un dedo o aparezca una grieta en la porcelana, podemos dejarla en manos de un restaurador profesional. Pero  no olvidemos que el valor real de una muñeca antigua, está en sus cicatrices, que forman parte de su historia

Si tenemos una muñeca antigua que nos interese vender, en Antigüedades San Francisco compran y venden todo tipo de antigüedades, avalados por más de 30 años de experiencia como anticuarios en Barcelona.

Las muñecas antiguas suelen pasar de generación a generación en una misma familia

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.